Seleccionar página

Durante la mañana del 25 de septiembre, tal cual como se esperaba, el Presidente de Ecuador Lenín Boltaire Moreno Garcés, vetó en su totalidad el Código Orgánico de Salud (COS) que, de espaldas a la sociedad, había votado la Asamblea Nacional el 25 de agosto pasado. En su carta el Presidente expresa que el COS “no garantiza el derecho a la salud”

Daniela Triviño, abogada e integrante de la Asociación “Frente Joven” de Ecuador mostró de esta manera el sentir del país sobre el veto: “Lo tomamos con mucha alegría al ver que el presidente Lenin Moreno escuchó a todos los sectores, escuchó a los ecuatorianos. La salud está en juego y no hay que tomarlo a la ligera. La salud debe ser defendida, la salud del ecuatoriano debe ser protegida en todas sus etapas“.

De esta manera se cierra un mes de mucho trabajo por parte de las organizaciones celestes, que se han movido con una rapidez admirable para coordinar las acciones de todo el pueblo en búsqueda de la defensa de la vida.

Ecuador ante el veto del Código de Salud

(Buenos Aires, 23 de septiembre de 2020 – José Carmuega).– Este viernes 25 de septiembre se cumple el plazo de 30 días que tiene el Presidente de Ecuador, Lenin Moreno, para vetar el Código Orgánico de Salud que aprobó la Asamblea Nacional el martes 25 de agosto y que restringe de manera formal y práctica el derecho a nacer de todos los ecuatorianos. Esta norma incluye, entre otras cosas, el llamado “aborto por emergencia”. Una vez aprobada, el presidente de la Comisión de Salud, Wilson Garzón, declaró que esta causal “por emergencia” se podrá autorizar cuando haya una urgencia “gineco-obstétrica” y la madre o el feto “estén en peligro de perder su vida”. Quien quiera profundizar, podrá acceder al análisis jurídico realizado por el Consejo Nacional de Laicos de Ecuador que publica la plataforma “Cuenca Lucha por la Familia”. En el documento se explicita que la amenaza a la vida en el vientre materno queda expuesta:

DICE EL NUEVO CÓDIGO DE SALUD:
Artículo 201.- Emergencias obstétricas.- Serán consideradas emergencias los abortos de cualquier tipo y por cualquier causa aparente y .todas las patologías que comprometan la salud materno fetal. Se prohíbe a los establecimientos prestadores de servicios de salud; y, a las y los profesionales de la salud negar la atención de estas emergencias, y deberán respetar la confidencialidad, privacidad, el secreto profesional y los derechos de las mujeres, sujetándose a la normativa y protocolos establecidos por la Autoridad Sanitaria Nacional.

RESPONDE EL CONSEJO NACIONAL DE LAICOS:
El artículo 201 del COS es contradictorio e incongruente, ya que el legislador otorga la facultad expresa de ¨emergencia¨ a los abortos de ¨cualquier tipo y por cualquier causa aparente¨, dejando la puerta abierta a la mala interpretación de la norma, generando en síntesis un abuso del derecho además de una notoria antinomia, resaltando que el Código Orgánico Integral Penal cuerpo punitivo sanciona a quien lo genere como también a quien se someta a un aborto. Además NO guarda coherencia en lo absoluto el Artículo 201 del COS al estipular ¨la confidencialidad, privacidad, el secreto profesional¨ que dicho de esto se encaja a otros delitos, cabe resaltar que no sólo afecta el derecho a la vida y la del niño, sino que genera un daño latente para distintas configuraciones de delitos, como podría ser el aborto con sus variantes y la omisión de denuncia en razón de la profesión, cargo u oficio; en concordancia con una acumulación de delitos y penas, llamado en el ámbito del derecho penal un concurso real de infracciones. En el marco jurídico ecuatoriano principalmente en la Constitución de la República del Ecuador, el Estado reconoce y garantiza la vida y al niño desde la concepción además de que en el mismo cuerpo legal establece que el derecho a la objeción de conciencia no puede menoscabar otros derechos, ni causar daño a las personas y esto en concordancia con el Código Orgánico Integral Penal en su artículo 276 sustituido por la Ley Orgánica reformatoria al Código Orgánico Integral Penal vigente desde el 21 de junio de 2020 en su último inciso estipula que no se podrá alegar secreto profesional y objeción de conciencia para justificar la falta de denuncia. Todo esto en concordancia con los siguientes artículos, Art. 45, Art. 66 numeral 12 de la Constitución y Art 148, Art.179, 276, 421, 422, del Código Orgánico Integral Penal.

Es que el “aborto por emergencia” es un claro eufemismo para abrir las puertas a la despenalización de total. Recordemos que el 17 de septiembre del 2019 la comunidad organizada logró que la Asamblea no se declare en ese sentido. Existe una avanzada abortista que desde hace años acecha a todo latinoamérica y que esta vez tomó por sorpresa a los ecuatorianos, que se desayunaron con esta resolución de su órgano legislativo en medio de una pandemia mundial que dejó al descubierto las reales necesidades de salud del país.

Ante lo ocurrido se recrearon una serie de hechos de los que el lector seguramente ya habrá tomado nota, todos centrados en exigirle al Presidente Lenin Moreno que deseche la norma. Tal fue el caso de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, que señaló que el Código promueve el aborto porque “la verdadera emergencia obstétrica se da solo cuando el aborto se encuentra en curso de manera involuntaria”.

En el mismo sentido se manifestaron las organizaciones que defienden la vida del niño por nacer. Ecuador Provida, Frente Joven, El Frente Nacional por la Familia de Ecuador, Abogados por la Vida, Movimiento Libres, Red Vida y Familia, Consejo Nacional de Laicos, Psicólogos por la Verdad y el Futuro y Asamblea Ciudadana Ecuador expresaron en una contundente carta que “el 80% de los ecuatorianos reprueban la legalización del aborto” a la vez que señalaron las incongruencias del Código y llamaron a una movilización nacional, que se realizó el pasado sábado 19 de septiembre. Con pañuelos celestes y acompañados del lema: “salvemos las 2 vidas” hubo actos y una caravana masiva en diferentes ciudades para pedir el veto al Código de Salud. La participación ciudadana fue conmovedora, con personas que salían a la calle para vivar a los manifestantes, con actos en plazas, encuentros religiosos y una cabal toma de conciencia de que Ecuador es un país que ama la vida de sus hijos.

Imagen de Jóvenes ProVida Tulcán (@providatulcan)
Caravana vehicular por el veto / Diana Bravo – ACI Prensa
Twitter de Dania Calle (@provida19)

Consultada por este medio, Ivonne Mieles, encargada de la plataforma “Ecuador Provida” declaró que: “el Presidente tiene sobre la mesa el veto total y el veto parcial“. Sobre las opciones, explicó que el veto parcial haría que la norma vuelva a la Asamblea, en donde la ciudadanía volvería a ejercer presión. Y el veto total cerraría por fin las puertas a toda discusión. En caso de que no se produzcan ninguna de estas opciones, el Código de Salud quedaría en firme, aunque es un escenario que las organizaciones celestes no ven posible. Es importante señalar que en el caso de un veto parcial, se corre el riesgo de que la Asamblea o bien lo deje en pie (si las observaciones del Presidente no son de fondo) o bien lo envíe a la Corte Constitucional, algo no buscado.

Daniela Triviño, abogada y militante del “Frente Joven” de Ecuador dijo que: “causó sorpresa que se apruebe un Código en el que esta prohibida la objeción de conciencia o la confidencialidad”, subrayando que la norma impide al médico ayudar a una paciente que haya sido violentada. Triviño agrega que esperan el “veto total” porque “es un código ideologizado por un grupo minoritario que se basa en el tema de género y no nos representa a los ecuatorianos”. Además envió un mensaje al Presidente: “queremos que se apegue al sentir del pueblo, la salud de todos los ecuatorianos está en juego”.

La comunicadora ecuatoriana Ximena Izquierdo recordó que la Constitución de Ecuador respeta y cuida la vida desde la concepción y que “no puede haber un acuerdo que sea superior a la Constitución”. Esta posición es clave en el debate y lo recuerdan todos y cada uno de los especialistas consultados. Izquierdo aporta un dato fundamental sobre la forma en que se aprobó el Código: “Se vio que esto ya estaba calculado, pues la agenda de la legislatura fue hecha un sábado y el lunes nos enteramos que ya estaba circulando la convocatoria para el martes 25 de agosto (NdR: el día de la votación), lo que nos quitó capacidad de reacción”. Opinó que “se está esperando un veto total” y sobre el escenario político agregó que “estamos a las puertas de una campaña electoral en Ecuador, a la Asamblea le queda poco tiempo para seguir sesionando”, la mención hace referencia a que con una nueva Asamblea, podrían quitarse de la mesa las normas que atenten contra la vida.

Entonces, ¿qué esperar de aquí en adelante y en especial al viernes 25 de septiembre? En primer lugar, el veto total, por lo que recomendamos seguir las cuentas en redes sociales de Ecuador Provida, el Frente Joven y el Frente Nacional por la Familia, que informarán sobre los acontecimientos. En caso del veto total, algo esperable puesto que tanto Lenin Moreno como su vicepresidenta María Alejandra Muñoz se manifestaron con anterioridad a esta discusión en favor de las dos vidas, la comunidad tendrá un respiro y motivo de alegría para seguir planificando los pasos a seguir en el fomento de la cultura de la vida. En el caso del veto parcial, las miradas estarán centradas en la Asamblea Nacional; y en el imprevisto caso de que no haya veto, se esperan fuertes concentraciones de protesta que darán lugar a una atmósfera que sin dudas nadie busca y nadie quiere encontrar.